TRATAMIENTO CONTABLE DE UN CONSORCIO

La figura de Consorcio en el Perú es utilizada por muchas empresas, en su gran mayoría, para desarrollar una actividad conjunta entre individuos y/o personas jurídicas, que le dan derecho a participar en las ganancias obtenidas por la ejecución de esa actividad conjunta.

Según la Ley General de Sociedades peruana (“LGS”) Artículo 445. El Consorcio es un contrato por el cual dos o más personas naturales o jurídicas, nacionales y/o extranjeras se asocian para participar en forma activa y directa en un determinado negocio con el propósito de obtener un beneficio económico, manteniendo cada una su propia autonomía.

Por lo general, las empresas no registran ninguna participación hasta que el consorcio no llega a su término, lo cual nos lleva a la siguiente interrogante ¿Cuál es el tratamiento contable correcto?

Las Normas Internacionales de Información Financiera no especifican el tratamiento contable de un Consorcio, bajo ese término. Sin embargo, establecen los requerimientos para el reconocimiento, medición, presentación y revelación de las inversiones en participaciones y negocios conjuntos.

¿CUÁLES NORMAS INTERNACIONALES DE INFORMACIÓN FINANCIERA SON RELEVANTES PARA LAS INVERSIONES EN UN CONSORCIO?

La estructura Normativa sobre las inversiones es la que sigue:

  • NIIF 10 Estados financieros Consolidados (Controladoras)
  • NIC 28 Inversiones en Asociadas y Negocios Conjuntos
  • NIIF 11 Acuerdos conjuntos

Los consorcios pueden asimilarse al concepto de Acuerdos Conjuntos en concordancia con las Normas Internacionales de Información Financiera.

¿A QUÉ SE CONSIDERA COMO “ACUERDO CONJUNTO?

Se considera que existe un Acuerdo Conjunto cuando exista un acuerdo contractual y la decisión de las partes de compartir el control. Los acuerdos conjuntos según las normas aplicables (NIIF 11 acuerdos conjuntos) pueden adoptar la forma de Negocios Conjuntos u Operaciones Conjuntas.

La NIIF 11 define como Acuerdos Conjuntos a lo siguiente:

Acuerdos conjuntos: es un acuerdo mediante el cual dos o más partes mantienen control conjunto.

Características:

(a) Las partes están obligadas por un acuerdo contractual.
(b) El acuerdo contractual otorga a dos o más de esas partes control conjunto sobre el acuerdo.

Un acuerdo conjunto es una operación conjunta o un negocio conjunto.

Control conjunto es el reparto del control contractualmente decidido de un acuerdo, que existe solo cuando las decisiones sobre las actividades relevantes requieren el consentimiento unánime de las partes que comparten el control.

Una entidad determinará el tipo de acuerdo conjunto en el que está involucrada. La clasificación de un acuerdo conjunto como una operación conjunta o un negocio conjunto dependerá de los derechos y obligaciones de las partes con respecto al acuerdo.

Una operación conjunta es un acuerdo conjunto mediante el cual las partes que tienen control conjunto del acuerdo tienen derecho a los activos y obligaciones con respecto a los pasivos, relacionados con el acuerdo. Esas partes se denominan operadores conjuntos.

Un negocio conjunto es un acuerdo conjunto mediante el cual las partes que tienen control conjunto del acuerdo tienen derecho a los activos netos del acuerdo. Esas partes se denominan participantes en un negocio conjunto.

En este sentido, considerando lo establecido en la NIIF 11, el acuerdo conjunto se lleva a cabo a través de un vehículo separado, cuya forma legal hace que el Consorcio se considere por sí mismo, es decir, los activos y pasivos mantenidos en el Consorcio son de éste y no de las partes, y se manifiestan condiciones a través de los acuerdos contractuales, donde los consorciados tienen derecho a los activos netos del Consorcio.

En este sentido, los Consorcios se pueden definir como un acuerdo contractual, en el cual la Compañía mantiene un control conjunto, adoptando la forma de un negocio conjunto,

TRATAMIENTO CONTABLE

Definido que el tipo de acuerdo que representa la participación en el Consorcio es un negocio conjunto, se debe reconocer su derecho a los activos netos del Consorcio como inversiones.

Debiendo contabilizar dichas inversiones utilizando el método de la participación de acuerdo con lo establecido en la NIC 28 Inversiones en Asociadas y Negocios conjuntos.

Islava Zulema Ruiz Quiroz
Lcda. En Contaduría Pública