IMPUESTO SUSTITUTIVO AL FUT

¿Todavía existe el Fut?, la respuesta es sí, claro que con otros nombres: Sac hasta el 31-12-2016 y Stut que básicamente son el total de créditos y el total de utilidades acumuladas en dicho registro.

En marco de la ley 21.210, en uno de sus artículos transitorios, indica que, si tienes utilidades provenientes del Fut, podrás aplicar un impuesto sustitutivo sobre aquellas cantidades con el fin, que los posteriores retiros, distribuciones o remesas que se imputen a dichas rentas, no se afectarán con impuestos finales (a los socios) “Rentas Exentas”.

Una vez pagado el impuesto sustitutivo (tasa fija del 30%) podrán ser retiradas o distribuidas a partir de ese momento, bajo calidad de rentas exentas y en la oportunidad que estime sin considerar las reglas de imputación establecidas. Esta opción estará vigente hasta el último día hábil del mes de abril del año 2022.

MAYOR RECAUDACIÓN FISCAL POR UNA ÚNICA VEZ Y OTRA CONSTANTE EN EL TIEMPO

La propuesta en discusión, establece un tributo de 2,5% al patrimonio de personas naturales con domicilio en Chile, titulares de bienes y derechos en el medio local o en el extranjero al 31 de diciembre de 2019, equivalentes a un valor igual o superior a US$ 22 millones, por una única vez y el pago de este impuesto se debe realizar treinta días corridos contados desde la publicación de la reforma.

Esta propuesta está diseñada con el fin de financiar una renta básica de emergencia por este periodo de pandemia. Nuestro actual sistema tributario es “Integrado”, que en palabras simples se explica como: el impuesto pagado por una empresa es crédito en el impuesto final del dueño. “Desintegrar el sistema tributario”, es decir, que el Impuesto a la renta que afecta a las empresas y el impuesto sobre la renta individual de sus dueños deben ser independientes entre sí.

En la discusión pública, se busca demostrar que las personas en Chile pagan menos impuestos que los países desarrollados con el mismo PIB de nuestro país, pero para comparar el impuesto a la renta en Chile con el de los países desarrollados, es importante confrontar las estructuras tributarias y no sólo las tasas.